Reencantamiento de la política institucional

Entendemos el re-encantamiento como una dinámica, que se da cíclicamente, en la que los deseos y necesidades de una parte importante de la población se inscriben (y quedan recluidos) en el marco de las instituciones y su entorno. Cuando se da el re-encantamiento las promesas de los políticos se convierten en una fuerza movilizadora, que impregna de entusiasmo y fascinación a sectores amplios de población. Las instituciones y los políticos que aspiran a gestionarlas capturan entonces la imaginación y prácticas de mucha gente.

Entendemos la política institucional como la gestión de las instituciones y las prácticas destinadas a hacerse con dicha gestión o influir en ella desde dentro. En la política institucional se ejercita el arte de1:

  • La fragmentación, la separación de la vida en aspectos compartimentados para gestionarla;

  • La representación, delegación, contemplación, sometimiento;

  • La mediación que reduce todo diálogo y debate a la gestión institucional, contribuyendo a aislar a los individuos;

  • Lo impersonal, que promueve la irresponsabilidad colectiva al negar los hechos y las personas concretas en favor de la ciudadanía abstracta y la institución;

  • El aplazamiento, que nos encierra en un presente miserable con la promesa de un futuro que no llega;

  • El acomodamiento al “mal menor” que se resigna poco a poco a lo que sea por la situación de “emergencia permanente”;

  • El cálculo que nos hace renunciar a necesidades profundas y lo que sentimos que es correcto a favor de lo que conviene según una mentalidad esfuerzo-beneficio;

  • El control que trata de evitar que salgamos de nuestras identidades asignadas y nos hagamos cómplices de otros;

  • La recuperación de discursos, prácticas o de la propia disidencia para reforzar la dominación;

  • La represión de quien se revuelve contra todo lo anterior.

El re-encantamiento de la política institucional es lo contrario del desencantamiento expresado en el “¡Que se vayan todos!” argentino o en el “¡No nos representan!” del 15-M. En el desencantamiento se afirma un malestar con los políticos y las instituciones, y cierta desconfianza de sus promesas. En los momentos de desencantamiento se abre la posibilidad de experimentar el diálogo, la autogestión y la acción directa fuera de los círculos habituales. Esas posibilidades quedan estranguladas cuando aparece el re-encantamiento que restringe todo a lo institucional y sus alrededores.

Los principales aspectos del re-encantamiento suelen ser:

  • Un relato de las causas de la crisis del momento y la promesa de una Edad Dorada futura;

  • Proliferación de símbolos y actos simbólicos que estimulan la fibra emocional de la colectividad;

  • La estética y la imagen de un líder o movimiento político salvador;

  • Los ritos, en los que se da vida a todo lo anterior, en forma de actos públicos, festivos, reivindicativos, etc.

Ante todo esto surgen algunas cuestiones:

¿En qué y cómo nos afecta el re-encantamiento de la política institucional?

¿Qué factores hacen que se extienda y cuáles hacen que se debilite?

¿Qué puntos débiles y fuertes tiene?

¿Se puede resistir a ella o transformarla en algo interesante? ¿Si es así, cómo?

1Extraído del texto Diez puñaladas a la política, traducido de Il Pugnale (1996)

Anuncis

Esto es un resumen aproximado del primer debate organizado por la Biblioteca Contrabando en el Ateneu Llibertari del Cabanyal. El debate giró en torno al “Reencantamiento de la política institucional”, como reflejo de lo que creemos es el contexto de los últimos años. Para ello, nos acompañamos del pase de un documental de 2015 llamado “Nuestra marca es la crisis” que describe cómo una empresa diseña la campaña preelectoral de Sánchez De Lozada que dio paso a su segunda subida al poder, justo antes de que estallara la “Guerra del Gas”, revuelta que puso en jaque al Gobierno, provocó la huida de Sánchez de Lozada y la posterior victoria de Evo Morales. Este tipo de empresas trabajan en el diseño de campañas y estrategias para los partidos a través del marketing político de una “marca” determinada, con el fin de generar estados de opinión en la sociedad para su uso electoralista.

Tras el pase de documental se presentó la reapertura de la Biblioteca Contrabando, que reanuda su préstamo de libros a la vez que pretende crear un espacio de debate donde poder situarnos dentro del contexto social actual que nos ayude a generar una práctica coherente. Pensamos que existe una cierta desubicación en el entorno libertario con el nuevo contexto de los gobiernos de cambio y el reciente auge del nacionalismo español y catalán. Nuestra intención es que sea un espacio abierto de autoformación en el que pueda participar quien lo desee, aportando cada una en condición de igualdad con las otras, desde un clima de seguridad y respeto, sin acaparamientos ni avasallamientos. La bibioteca abrirá los miércoles de 18 a 20.30h.

A continuación se introdujo el tema de los posibles parecidos entre lo que cuenta el documental y los procesos que han llevado del 15M-Podemos o del Procés-1Oct. Se comenta que el marketing que inunda las campañas electorales es el mismo que se emplea durante los mandatos políticos, aunque de menor intensidad. La política institucional funciona como el mercado capitalista con sus campañas y productos. La izquierda y la derecha utilizan eslogans y marcas diferentes con las que cautivan a la sociedad, es decir, venden su producto: seguridad, crisis, democracia, paz, orden, progreso… En el caso de los partidos tipo Podemos o los Comunes se añade al producto la gobernanza, la participación, etc. aunque también usan la cooptación y la marginación-criminalización de sectores disidentes como herramienta para conseguir sus fines. Se pone como ejemplo el caso del Cabanyal, donde se ha promocionado la “participación ciudadana”, el diálogo, la mediación, integración social… y se ha marginado o criminalizado a quien no ha acatado sus políticas.

Se dice que en Catalunya se ha utilizado recientemente la identidad como marca, entre otras. Mediante su marketing político y una estrategia forjada (documento Enfocats) han conseguido en plazo de 5 años, hechizar a una sociedad que en buena parte estaba desencantada de las instituciones catalanas, de las fuerzas de seguridad autonómicas, de los partidos políticos en general… hasta seducir a mucha gente con la idea de la Independencia y la defensa de las instituciones catalanas.

Hay quien ve injusto describir lo que ha pasado en Catalunya como un proceso de reencantamiento. Entiende como lógico que la gente defienda sus instituciones en una situación en que otro estado está invadiendo las competencias de su país, desde el punto de vista de la soberanía nacional. No sería reencantamiento, sino autodefensa. Aquí sale la disyuntiva del tema de la identidad, aunque se decide tratarlo en más profundidad en otro debate para no desviarnos del tema propuesto. Se comenta que además han surgido iniciativas como los comités de defensa de la república, en los que personas muy diversas/heterogéneas experimentan prácticas autoorganizativas, de solidaridad y de seguridad frente la represión del estado (encriptación, Signal…). Apunta que, antes de valorar una movilización, como pasó con el 15-M, habría que esperar a ver el tipo de iniciativas que surgen y el poso que queda de ellas.

Se comenta que la política institucional no puede, ni quiere, solucionar los problemas de explotación o dominación. Su función es gestionar el conflicto para mantener el modelo social.

Se pregunta por qué funciona este encantamiento. Se aporta que estamos domesticados y colonizados culturalmente por unos valores y hábitos de las élites, de los que es muy difícil desprenderse. Además nuestras dinámicas (las del gueto) no consiguen romper el encantamiento, puede que por su superficialidad, las inercias, la falta de debate o de coherencia. Alguien dice que quizás lo primero sería pensar si realmente no queremos vivir bajo el yugo de las instituciones, puesto que sería otra razón para caer en tanta contradicción.

Luego se introduce el tema de cómo nos afecta este encantamiento. Se comenta que nos despista, nos confunde y fortalece nuestra domesticación. También se añade que fomenta nuestro seguidismo respecto a la izquierda demócrata y la reproducción de dinámicas de la propia política institucional. Con la justificación de “cambiar las cosas desde adentro” se acaban siguiendo los cauces institucionales (con casos de ocupación de cargos incluida) o bien se fomenta la criminalización-marginación.

Se citan varios ejemplos de cómo los discursos izquierdistas y garantistas se cuelan en los nuestros, como los lemas de “por el derecho a la vivienda” relacionado con la okupación, o “por las libertades” en relación con el reciente tema del antifascismo. Se comenta cómo la disidencia y contestación social casi desaparece en periodos de gobierno de izquierdas.

Algunas dicen que la gente joven del ámbito libertario o anarquista está cada vez más integrada en el modelo social que nos ofrece el estado (estudios, oposiciones, trabajo…), fomentando el individualismo y la fragmentación de la vida entre lo político y lo personal.

Otra persona añade que hay que buscarse la vida para sobrevivir, y que el actual modelo social nos dificulta tener el tiempo para poder desarrollar proyectos políticos autónomos, cuando una no cuenta con el privilegio de no tener que trabajar para vivir. Alguien apunta que deberíamos pararnos a pensar cómo queremos vivir en realidad para no seguir con el modelo social establecido, si es que ese modelo no nos convence. Partiendo quizás no tanto de lo que nos hace felices, que muchas veces está contaminado de los deseos con los que nos impregnan las instituciones (ejemplo de Popeye y las espinacas), sino de lo que nos impide ser felices. Hay que romper con el sentir de que la felicidad es el consumo (tener dinero, la propiedad) y la seguridad (trabajo estable, sea como sea).

Por último se planteó la cuestión de cómo salir de las dinámicas de la política institucional.

Se dice que lo principal es detectarlas para evitar reproducirlas. Se añade que un medio para romper el encantamiento que nos mantiene colonizados, podría ser reconocer las heridas (insatisfacciones, frustraciones, malestares) que provoca en nosotros el choque diario con los engranajes del modelo social. Al explorar estas heridas provocadas por la educación, el trabajo, la represión podríamos hacer que la lucha surgiese de dentro (evitando vivirla como algo externo) y pudiendo encontrar complicidades con otros/as para luchar.

Se lee una definición de esas heridas: “momentos o procesos que se depositan en nuestra memoria y que desgarran nuestra identidad y nuestra necesidad de encontrar sentido a los acontecimientos”.

Se añade que romper con la política institucional es crear proyectos verdaderamente autónomos. Alguien cree que hay que difundir con la pràctica, con el ejemplo, mediante experiencias reproducibles. Y que existen en la historia momentos de autoorganización en los que es interesante intervenir, tanto como experiencia propia, como para entrar en contacto con gente a partir de unas necesidades comunes…

Tras el debate, extraemos un par de temas en los que vemos conveniente profundizar: el tema de la domesticación y el de la identidad. Además, un participante propone hablar de cómo poder incidir en estos procesos estratégicamente a pesar de estar metidas las instituciones por medio.

HOSTALERIA I GENTRIFICACIÓ

Un text d’Espai Veïnal Cabanyal   Hostaleria&Gentrificació

Sobre els intents de “mediació” amb veïnes que okupen al Cabanyal.
El passat dimarts 7 de juny visitares –escortat per policies de paisà- el Cabanyal per tal de “fer-te la foto” amb la signatura del conveni que anuncia la inversió de 5 milions d’euros en subvencions per a habitatges al barri. A la imatge immortalitzada t’acompanyà el nou cabdill del Cabanyal, Vicent Gallart: un autèntic “trepas” que ha sabut esperar pacientment com a president de l’Associació de Veïns per a què, amb el canvi de govern municipal, el seu amic Vicent Sarrià –regidor d’Urbanisme pel PSOE- el col·loques com a nou gerent de l’empresa municipal Plan Cabanyal-Canyamelar S.A., quedant tot ben lligat. Durant la ràpida i vigilada estància al barri aprofitares per visitar –a certa distància prudencial- la vivenda okupada que preteneu desallotjar primer, on apel·lares a la «confiança» que tens en que els okupes «siguen raonables». Doncs bé Molt Il·lustre batlle, així serà. Serem raonables amb allò que pensem:
En relació amb el que vosaltres enteneu per mediació: la mediació és un procés que es caracteritza per la neutralitat de les parts, no pot vindre donada per part de qui té “la paella pel mànec”. La participació de les parts hauria de ser totalment voluntària, no obligada com aquesta. El procés hauria de ser imparcial i informal, no potenciat per tècnics. L’acord caldria que satisfera a les diferents parts, sense guanyador ni perdedor, com és el cas del que ens ocupa. Això té un altre nom: Xantatge. En poques paraules, el que voleu dir-nos és: o se n’aneu per les bones o per se n’aneu per les males. I sabem que l’Ajuntament no té res a oferir amb aquesta mediació (això seria “caciquisme”). Tampoc ho voldríem.
Un diàleg amb les Institucions és impossible i – sobretot – no desitjable. El diàleg es caracteritza per ser un intercanvi de paraules i d’idees en peu d’igualtat i de manera horitzontal entre les dos o més parts que hi intervenen. Entenem que no ens podem posar en peu d’igualtat amb ningú que conforma les Institucions i tampoc amb cap tècnic d’elles, ja que actuen des d’una posició de poder. La història ens demostra que la mediació de les Institucions sols significa la desactivació i pacificació dels conflictes socials mitjançant la cooptació i el xantatge. No ho acceptem.
Sobre l’elecció d’aquest habitatge per a fer la seu del Servicis Socials: 1) L’elecció d’aquest habitatge l’ha fet Vicent Gallart -fet que es demostra amb la notícia del Levante-EMV on apareixen els plànols arquitectònics de la casa aportats per aquest personatge- de manera premeditada, sabent que s’està fent ús d’aquest per gent que molesta al procés gentrificador; 2) És de sobra sabut que hi han centenars d’habitatges de titularitat pública buits i en desús, molts dels quals compleixen les característiques arquitectòniques i de localització necessàries per servir de seu de Serveis Socials, així que no ens vengueu la moto de que sols és possible fer-ho en eixe habitatge. Aleshores, perquè s’escull aquest habitatge?; 3) Que els okupes «impedeixen» la construcció de la seu de Serveis Socials és una excusa perfecta per legitimar els desallotjaments.
Sobre la criminalització de l’okupació per part dels mitjans de comunicació: Sr. Batlle, aquesta carta no ens dóna per fer-te un estudi detallat de la intoxicació mediàtica que estem presenciant, ja que apareixem en articles de premsa cada dos dies, això que t’ho mostre el teu gabinet de premsa, que per això cobra. Sols ressaltarem allò més destacable: 1) Qui no siga capaç d’observar que la premsa està utilitzant el típic manual de criminalització i intoxicació és que és cec. Primer començaren per dividir entre els okupes “amb K” i els okupes de famílies sense recursos, per a posteriorment poder atacar més fàcilment als primers; ja que de cara a la galeria queda més mal desallotjar a les famílies en risc d’exclusió social (però de ben segur sabem que els okupes “amb K” sols són el primer plat en aquest procés d’expulsió veïnal), a la par que sabeu que juntes som més fortes; 2) No és gens casual que amb el Partit Popular era Las Provincias qui s’encarregava d’aquesta criminalització (que ara callen, ja que ací tenen pocs vots que traure) i ara és el Levante-EMV qui assumeix aquest paper (que estan al servei del vostres socis de govern, el PSOE), tenint a miserables pseudoperiodistes (que fins i tot han publicat direccions d’habitatges okupats) al servei de Sandra Gómez i Vicent Gallart, i a la qual tu has contribuït dient que els okupes al Cabanyal «tenen cotxes Golf i pagues mensuals de 1000€» (sobren les paraules…); 3) La mentida i la difamació són una constant en aquest periòdic (i en altres com El Confidencial), i aquesta intoxicació ja l’hem viscuda en anteriors ocasions, així que és ben fàcil veure els passos que van donant; 4) Tota aquesta intoxicació mediàtica té un únic objectiu: aplanar i preparar el camí (creant opinió pública) per tal de legitimar les actuacions repressives en forma de desallotjaments i expulsions; 5) Des de les instàncies de poder esteu creant – en forma de relat – un nou enemic interior, un buc expiatori, per tal de justificar la vostra inoperància en el barri: ara la degradació és el nou mal que assoleix el Cabanyal, i com no, ara resulta que l’okupació és el germen que representa aquesta degradació, que és un virus que es contagia i arrasa per allà on passa. Ara l’okupació és la culpable de tots els mals del barri. I després de tot, encara preteneu algun tipus de mediació?
Sobre el paper real de l’okupació al Cabanyal i els nostres motius, ara repetirem alguns dels arguments que ja em esmentat en anteriors ocasions: 1) En un principi, part de la gent que ha okupat cases de l’Ajuntament ha sigut amb la motivació política de resistir front al perill dels enderrocs que l’antic projecte de la prolongació de l’avinguda Blasco Ibàñez representava (i ben bé que els ha vingut això a part de la gent del Salvem que ara ho ignora, intentant utilitzar-nos com a força de xoc en els fets d’abril de 2010), alhora que amb la motivació d’habitar un barri on l’expulsió veïnal era i és un fet; 2) A hores d’ara habitar en cases okupades segueix sent una de tantes maneres d’enfrontar-se a la gentrificació, a la qual l’empresa municipal Plan Cabanyal-Canyamelar S.A. està contribuint amb la venda de patrimoni públic a mans privades, alhora que el tipus de població que s’està beneficiant del negoci immobiliari són estrangers i nacionals amb molts recursos, i no precisament refugiats polítics o econòmics, dels quals vosaltres feu bandera en el balcó del consistori; 3) L’habitatge no és una qüestió de drets socialdemòcrates plasmats en una Constitució perversa i continuista, sinó que la gent també okupa perquè es nega a dedicar la seua vida a treballar explotada en feines precàries, mentre a totes les ciutats hi ha vivendes buides producte de la corrupció i l’especulació d’empresaris i polítics. 4) Si no volem marxar de les cases és per aquests motius, i no per qüestions personalistes, el qual podrem demostrar després dels desallotjaments.
Així que senyor alcalde, NO MARXEM.
Algunes veïnes que okupen al Cabanyal

L’ajuntament d Vlc comença l’expulsió del veïnat del Cabanyal – EVC

L’Espai Veïnal del Cabanyal us convida a un espai de reflexió de tot el que està passant al Cabanyal últimament…no falteu..!!

veusdelcabanyal_3.jpeg

CRÒNICA JUDICI MARGAconcentracio

Tornen els Sopadors vegans  a l’Ateneu. Seràn els Dimecres (en principi previ avís) a les 21:00h. Constaràn de primer, segon plat i postre per 5€ destinats al col·lectiu Tokata. Una ferramenta de suport a presxs en lluita i per l’abolició del sistema penitenciari des d’una perspectiva llibertaria.

Per a més informació visiteu la web www.tokata.info

Aquest dimecres 4 de Novembre tindrem de menú:

-Crema de xampinyons.

-Pastís de mill amb verdures.

-Mousse de pruna.

CSutICUW4AAMeqv

Des del grup Aürt (Ateneu Llibertari del Cabanyal) publiquem una nova poblicació:

“De la Prolongació a la Gentrificació.” Reflexions sobre el conflicte del Cabanyal. [Set. 2015]

De la Prolongació a la Gentrificació. Cabanyal 2015

Les xerrades i debats tindran lloc en La Col·lectiva (c/ Cura Planelles 2). Cabanyal Diptic Diptic2